Estilema

noviembre 27, 2008

Roy

Filed under: Escritura,Películas — signos @ 3:55 pm

 roy [Para CrisCrac]                                            

  Hace una mañana gris, plomiza. Llueve en la avenida del Cid. Es una lluvia fina, intermitente, que deja en la atmósfera un tinte irreal. A mi espalda, un bar con un cartel que dice “Quinto y tapa: 1.20€” Enfrente, un hombre vestido con chándal rebusca en el contenedor de basura. Cruzo por la avenida y al pasar frente al Hospital General veo a un tipo rubio, alto, de rasgos duros. Lleva una muleta y no parece importarle que la lluvia caiga sobre él. Me quedo mirándolo y repara en mí. Deja por un momento de caminar, apoyado en la muleta, y enciende un cigarrillo. Esquiva mi mirada, pero sabe que sigo observándolo. “He visto cosas que vosotros no creeríais”, parece decirme.

  He dudado un momento, pero ahora sé que es él. Es Roy. A veces ocurre. Tipos que son expulsados violentamente de la ficción aparecen de súbito en la realidad sin saber muy bien cómo moverse en ese espacio tan extraño para ellos. Son huidizos, desconfiados, recelosos. Aunque reconocidos a veces por la gente,  no conocen a nadie. Y nadie confía en ellos.

   Roy teme, en el fondo, ser reconocido. Quisera seguir viviendo en la ficción, pero ya no hay vuelta atrás. Alguien lastimó su pierna. Ha pasado más de diez días en el hospital. No ha hablado con casi nadie. No le resulta fácil granjerarse amistades en ese lugar inhóspito. Un resbalón, una navaja, un automóvil a velocidad excesiva acabarán un día con su vida. Esa vida humana que tanto anhelaba.

   Sigue cayendo la lluvia. Fría, gris, metálica.

Anuncios

3 comentarios »

  1. Bajo la lluvia así, es no cabe duda un desertor.

    Todo lo que tú podías hacer era estar allí y verlo morir, pero no, lo dices aquí con esa cadencia que realiza la ficción. Y es por eso que estas palabras no “se perderán en el Tiempo como lágrimas en la lluvia”.

    Amamos la vida, la amamos tanto que duele tanto. Pero somos ese amor y ese dolor, lo somos enteramente. Todo lo que hacemos, todo, es por eso. ¿No es así, hermano amigo?

    Comentario por CrisCrac — noviembre 27, 2008 @ 9:16 pm | Responder

  2. No conozco despedida más hermosa que la de Roy.
    Y ¿qué me decís de la escena en que se enfrenta con su creador?
    Tú lo has recreado, Jorge.Yo no me habría atrevido.

    Comentario por Teresa — noviembre 30, 2008 @ 7:32 pm | Responder

  3. “Y aún sueño que pisa la hierba
    caminando espectral entre el rocío
    atravesado por mi canto alegre” Yeats

    Comentario por Sobre estructuras sintetizantes — noviembre 30, 2008 @ 10:44 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: