Estilema

enero 30, 2015

Profesores y alumnos

Filed under: Escritura,Gente — signos @ 10:33 pm

Leo en el diario un artículo sobre profesores universitarios. No quedan muy bien parados. “Ser mal profesor sale barato” dice el titular. El artículo, firmado por una tal Patricia Gosálvez, no hace justicia con los profesores universitarios, al menos con los que yo conozco. Y con los que he conocido, que me cambiaron radicalmente la vida. En aquellos años de juventud, nada transformó tanto mi forma de ser y de pensar como la Universidad y, por supuesto, como la gente que la habitaba y, en muchos casos, la sigue habitando. Nada ha influido tanto en mí como algunas lecturas, firmadas –curiosamente- por profesores universitarios.Universidad

¿Que hay profesores malos? Toma, claro. Como periodistas, escritores y fontaneros. Pero eso no sirve para denostar a todo un colectivo. “Ser mal profesor sale barato”. Tiene narices el titular. Conozco profesores universitarios que por poco más de doscientos euros al mes dan las clases que nadie quiere dar, en los horarios más intempestivos, a los grupos más numerosos y atrabiliarios. Todos podemos pensar que los profesores titulares que rechazan estos grupos y horarios tienen mucho morro, pero nadie osa poner en duda su capacidad intelectual. Como yo también estoy vinculado a la Universidad, a veces coincido con ellos en el despacho, intercambio pareceres o me tomo un café en el bar. Siempre me pellizco para saber que no estoy soñando, y que sí, son ellos, los que me cambiaron la vida cuando era más joven. Soy un privilegiado y no sé a quién coño agradecérselo. Tal vez a mí mismo, que fui alumno antes que profesor.

Y también a algunos alumnos que tengo o he tenido. No sé distinguirlos a principio de curso, pero sí al final. Y me entristece perderlos de vista. Solo a veces coincido, mucho tiempo después, con ellos. Apenas un instante, unos segundos. El tiempo necesario, en todo caso, para saber que el mundo sigue girando. A ellos no les pareció barato. Les resultó todo un lujo, con el tiempo casi fuera de su alcance, determinados profesores, determinadas clases, muchos días en la Universidad.

Barato, si acaso, es el periódico donde leyeron esa noticia. 1,30 euros o así. A veces les sale gratis, si tienen la suerte de que nadie lo esté leyendo en el bar donde se toman un café.

 

 

Anuncios

Blog de WordPress.com.