Estilema

febrero 19, 2016

Maestros antiguos

Filed under: Gente,Libros — signos @ 9:20 pm

Ayer me entretuve viendo el último episodio de Cuéntame. Un aburrimiento, se lo puedo asegurar. Pese al título, parece que los guionistas no tienen nada que contar (¡con las cosas que hay que contar de esa época!). Lo único que vale la pena, se lo aseguro, es la cabecera, es decir, la canción de Fórmula V interpretada por Miguel Ríos. Ahora entiendo a Sabina, a Serrat, a Víctor Manuel…, que, cuando actuaban juntos, decían que el único que sabía cantar era Miguel Ríos.

Y hablando de maestros. Tras el episodio de Cuéntame (para los que NO se durmieran), esa tele rancia y con olor a naftalina que es La 1 nos regaló un programa en donde se hacía un repaso de los escritores que ocuparon, con bastante frecuencia, las pantallas en los años 80 y 90. Por ahí aparecieron Cela, Umbral, Delibes, Arrabal, Antonio Gala. Casi nada. Y los que comentaban esa época gloriosa de la tele eran, nada más y nada menos, que  Armas Marcelo, Rodríguez Lafuente, Sánchez Dragó, Manuel Hidalgo, Pérez Reverte, Lorenzo Díaz, Gurruchaga…

http://www.rtve.es/alacarta/videos/ochentame-otra-vez/

A veces, cuando escucho ahora a gente “de nivel” en televisión me quedo un poco perplejo. Lo comento con amigos y compañeros de trabajo, todos más o menos de la misma generación, y compartimos una misma sensación. Pero, claro, viendo ayer el programa me di cuenta de que nosotros tuvimos unos maestros con mucho nivel. Eran tipos cultos, inteligentes, brillantes. Y quieras que no, algo se pega. Puede ser que los tiempos hayan  cambiado. Hoy los programadores se escudan en la audiencia. “Es lo que el público demanda”, dicen. Pero si tú ofreces calidad, creas espectadores “de calidad”. Una ecuación muy sencilla. ¿O no?

febrero 13, 2016

Los demasiados libros

Filed under: Escritura,Gente,Música — signos @ 3:49 pm

Los demasiados librosAsí se llamaba un libro de Gabriel Zaid que hablaba sobre los muchos libros que hay en las librerías. Se editan demasiados títulos, venía a decir.  ¿Y qué más da? También hay muchos programas de televisión, y muchas revistas, y muchas canciones… Y nadie se queja.

Y muchas películas, ¿no? A propósito de las películas, me hubiera gustado hacer un post sobre la gala de los Goya, que me tragué enterita el sábado pasado. Pero ya se ha escrito demasiado sobre los Goya. Fue una gala aburrida, como todas, tolerable solo por los treinta segundos de máximo que le daban a cada galardonado para agradecer a su padre, a su madre, a su novia… Lo único que le dio un subidón fue la actuación de Joan Manuel Serrat. Por mucho ingenio que pongan los guionistas y muy bien que lo haga Dani Rovira, nunca llegarán al nivel de Serrat y de Juan Marsé, autor de la letra de Los fantasma del Roxy. Imposible, vamos.

Pero yo he venido aquí a hablar de libros. Porque, curiosamente, hoy todo el mundo habla de libros. Como Criscractal, que los encuentra de mucha utilidad, aunque no los abra (alguno abrirá, seguro). Y Nomadas Square, que duda entre libros físicos y libros digitales. ¡Físicos, físicos!, digo yo: que se puedan tocar, abrir, oler. Fíjense en las ilustraciones que acompañan sus post. Pura sensualidad.

¡Vivan los libros!

Blog de WordPress.com.